Autocuidado

Durante esta época de crisis causada por la pandemia sabemos que todo el personal de la salud y hospitalario se encuentran ante una situación de estrés extraordinaria.  Incluso, es posible que sientas que estás funcionando bajo “piloto automático”. Pero recuerda, es esencial que te cuides tanto como cuidas a otros; que te regales el tiempo y dedicación que otorgas a otros.

Aquí algunas ideas que puedes hacer para sentirte mejor:

  • Realiza una lista de todas las cosas que te hacen sentir bien, cosas que disfrutes, que te conecten contigo, que te hacen sentir vivo. Puede ser: escribir, escuchar una canción que te guste, preparar o comer tu platillo favorito, bailar o realizar algún tipo de ejercicio.
  • Piensa y ten a mano los recursos con los que sí cuentas para poder manejar las emociones que te visiten. Recuerda las ocasiones en las que has logrado regular tus emociones exitosamente. ¿Qué recursos posees?
  • Ten presente que necesitas mantener las horas de sueño necesarias, una alimentación balanceada, descanso óptimo y el cuerpo en actividad.
  • Realiza un listado de todas las personas que hacen que tu vida tenga sentido y escribe por qué son importantes para ti. Mantén contacto con esas personas. Sácale jugo a la tecnología para ello.
  • Evita el consumo de alcohol y otras drogas. El alcohol es un depresor, no quieres que esta sensación incremente.
  • Pon en un lugar visible letreros que te recuerden las actividades que te hacen sentir en calma y con tranquilidad, trata de realizarlas cada vez que puedas.
  • Pon un alto a los pensamientos irracionales que te provocan malestar. Es común que ante situaciones como la contingencia los pensamientos catastróficos nos invadan, toma una pausa y cuestiónalos con las siguientes preguntas: ¿estoy siendo objetivo?, ¿esto que pienso es absolutamente cierto?, ¿tengo las pruebas?, ¿qué es lo peor que puede pasar si…? Desecha los pensamientos que no te ayudan y te restan calma.
  • Diseña un pequeño lugar en casa que sea “tu lugar”, un espacio que te haga sentir en paz, quizás puedas colocar una silla cómoda, encender una vela o un poco de incienso.
  • Recuerda que tienes permiso de decir no y que puedes escuchar tu cuerpo para saber cuándo es momento de poner un límite.

Si te sientes en crisis o simplemente que la situación actual te rebasa, pide ayuda y solicita al menos una sesión de psicoterapia o de intervención en crisis en el foro para personal hospitalario que en esta misma plataforma ofrece. En caso de que necesites hablar con alguien no dudes en escribir a través de nuestra consulta en línea o marcar por teléfono al 442 101 5205 para hablar con un profesional de la salud, ¡no estás solo! estamos para apoyarte.

Si necesitas apoyo para tratar este tema puedes hacerlo con nuestros psicólogos en línea.

Compártenos tus experiencias y participa en nuestro foro para profesionales de la salud, tu punto de vista es muy importante