¿Cómo hablar de COVID-19 con los niños?

Es evidente que los niños están enterados de que algo raro está pasando pues han visto alterada su rutina y la de sus padres, escuchan hablar a los adultos y oyen las noticias en el radio o la televisión. El coronavirus se ha convertido en el principal tema de conversación, por ello hablar con tus hijos o con los niños que estén a tu cuidado de manera sincera y precisa los puede ayudar a entender lo que está pasando y cómo se pueden proteger.

Para hablar con ellos, elige un momento en el que los notes receptivos y puedan escucharte con atención. Pregúntales qué es lo que saben, qué dudas tienen y qué les preocupa. Normaliza y valida todas las emociones que expresen en torno a esta situación pero hazte presente para contener sus miedos y hazles saber que en casa están tomando las medidas correctas para protegerse. Las preguntas que hagan tus hijos pueden guiar la conversación. Si no sabes alguna respuesta, sé sincero y si es prudente busquen la respuesta juntos. Procura ser conciso y no dar más información de la necesaria, es decir; define qué es el COVID-19, cómo se contagia, cómo se previene y qué es lo que hacen los gobiernos para ayudar a las personas a curarse. El hecho de que los adultos mantengan la calma, ayudará a los niños a permanecer serenos ante esta situación.

En el caso de que alguien de la familia o pariente cercano enferme, informa a los niños que tú o alguien más lo cuidará en todo momento y que estarán siempre en contacto con el médico. Explícales por qué esa persona debe aislarse, siempre con la idea de que todo será temporal. Alienta a tus hijos a seguir en contacto con sus seres queridos, contagiados o no, a través del teléfono, dispositivos electrónicos, cartas o dibujos.

Quizá sean útiles juegos a través de los cuales los niños puedan externar sus miedos o sentimientos en torno al COVID-19 y el aislamiento. Prueba pidiéndoles que describan cómo se imaginan al virus, qué le dirían si los pudiera escuchar o incluso que lo dibujen.

Antes de hablar con los niños sobre el COVID-19 debemos estar seguros de cómo nos sentimos nosotros ante la pandemia, ya que no buscamos infundir temor sino conciencia de que esto es una realidad ante la que hay que tomar precauciones. La manera en la que nos comuniquemos con los niños sobre el tema impactará la manera en la que ellos lo entiendan y conceptualicen. Demos información precisa y de acuerdo con la edad de los niños. Ellos no tienen por qué saber cifras de muertes ni detalles innecesarios. Finalmente, tengamos presente que las respuestas emocionales de los niños como las de los adultos son humanas y, por tanto, aceptables.