Plan de acción

Son diversos los retos que puedes estar viviendo en estos momentos. En definitiva, se trata de una labor admirable y digna de un gran respeto. Es muy probable que estés enfrentándote a una alta demanda de pacientes y atención al público, constante riesgo de contagio, escasez de equipo médico para ti y para los pacientes, jornadas largas y llenas de estrés y angustia. El panorama tiende a ser abrumador y por eso es importante que recuerdes algunas cosas que debes hacer para mantenerte a flote.

Ubica tus necesidades básicas y en la medida que te sea posible atiéndelas, tómate las pausas necesarias para darte un respiro, conecta con tus compañeros e intenten apoyarse el uno al otro, procuren una comunicación clara y constructiva, mantén el contacto con tu familia y seres queridos a través de videollamadas.

Ante una situación de crisis y estrés algunas personas prefieren hablar mientras que, otras prefieren guardar silencio o estar solos, es importante respetar todas las diferencias y lo más importante es que honres tu servicio sin importar el escenario que tengas enfrente, a pesar de la frustración y miedo, estás en primera línea ayudando a quienes te necesitan, diariamente desempeñas una labor sumamente admirable.

Una de las principales cosas que podemos hacer cuando nos sentimos ofuscados o abrumados es intentar poner claridad a lo que está ocurriendo con nosotros. En el momento de contingencia que estamos viviendo muchos nos sentimos con miedo, incertidumbre, sensación de falta de control, frustración y tristeza.

¿Qué puedes hacer?

  • Reconocer cómo te sientes, tómate unos segundos y responde en tu mente, o de forma escrita, todos los sentimientos que acudan a ti. Pueden ser emociones positivas o negativas, recuerda que no importa cuáles son ni cómo son, acéptalas como lo que son.
  • Una vez expuestos tus sentimientos, destina un tiempo para realizar un borrador sobre diversos aspectos en tu vida, es importante que realices esto de forma amable y sin caer en la obsesión. Realiza un recorrido por las esferas de tu vida, por ejemplo: tus finanzas, tus relaciones con los otros, tu salud física y mental, tu profesión y desempeño, analiza cómo te encuentras en cada una de ellas y piensa en metas a las que te gustaría llegar.
  • Ahora responde ¿cómo planeo llegar a dicha meta? Tener un “plan a seguir” puede hacer que te sientas más “encarrilado”.

Si te sientes en crisis puedes escribir a través de nuestro foro para personal médico y de la salud así como para personal hospitalario. En caso de que necesites apoyo no dudes en escribirnos a través de esta plataforma, aquí podrás hablar con un profesional de la salud, ¡no estás solo! estamos para apoyarte.

Si necesitas apoyo para tratar este tema puedes hacerlo con nuestros psicólogos en línea.

Compártenos tus experiencias y participa en nuestro foro para profesionales de la salud, tu punto de vista es muy importante