Violencia intrafamiliar

La violencia implica siempre abuso de poder hacia otra persona que está en posición de desventaja o cualquier acción o inacción que tiene la finalidad de causar daño a otro ser humano.

Conviene resaltar la distinción entre agresión y violencia, ya que esta última se distingue por su intencionalidad y daño como consecuencia del acto agresivo.

Lo cierto es que la violencia en sus distintas manifestaciones merma profundamente la integridad y la dignidad de las personas, origina resentimientos, odio, a veces deseos de venganza, así como la voluntad de manifestarlos. De ahí la conocida frase de “violencia genera más violencia”.

Existen dos grandes factores que propician la aparición de conductas violentas:

  • La carencia de recursos: económicos, habitacionales, laborales, sociales, etcétera.
  • Las dificultades emocionales: falta de empatía, frialdad emotiva, problemas de identidad, baja autoestima, etcétera.

La violencia familiar es un problema social que afecta a un alto porcentaje de familias de cualquier comunidad, en todos los niveles económicos.

Actos de violencia según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 2002:

  • Físicos
  • Sexuales
  • Psicológicos
  • Emocionales
  • Materiales (económicos)
  • Basados en las privaciones o el abandono (negligencia)

La violencia familiar también es:

  • Abuso de poder, sobre personas percibidas vulnerables dentro del núcleo familiar pues está asociada con el género y la edad.
  • Una forma de violencia estructural, pues para que ocurra es necesario cierto nivel de aceptación y tolerancia social.
  • Un problema que no excluye cultura, raza, sexo, clase social ni edad.
  • Un conjunto de distintas formas de relación abusiva que caracterizan de modo permanente o cíclico al vínculo intrafamiliar y alude, por tanto, a todas las formas de abuso que tienen lugar en las relaciones entre los miembros de una familia.

Tipos de violencia intrafamiliar y su ciclo de desarrollo

¿La familia puede favorecer o evitar la violencia?

En teoría, la familia constituye el compromiso social más firme de confianza, protección, apoyo mutuo y amor que existe entre las personas. Sin embargo, ocurre que sus miembros sufren peleas y desencuentros violentos.

Consecuencias de la violencia familiar:

  • Una de las más importantes es la transmisión intergeneracional de ésta al presenciarla, en el caso de los niños para repetir las pautas de conducta cuando crezcan y en el caso de las niñas, para asumir un papel pasivo en su aceptación.
  • Predice la aparición de diversos problemas emocionales, cognitivos y de conducta, tanto a corto como a largo plazo. Sin embargo, una interpretación positiva de la violencia familiar, como lo que no se quiere vivir, podría anular o impedir su repetición.
  • Puede producir manifestaciones violentas dentro y fuera de la familia, como la violencia entre iguales, ya sean niños o adolescentes.

Para recibir apoyo puedes escribirnos en esta plataforma, envía tu ubicación o dirección y te ayudaremos a diseñar un plan específico manteniendo como prioridad tu seguridad y la de los tuyos.

Si necesitas apoyo para tratar este tema puedes hacerlo con nuestros psicólogos en línea.